Skip to content

Personaje: Fistandantilus

11 junio, 2010

Nombre: Fistandantilus

Alias: Ente Oscuro, Amo del Pasado, Amo del Pasado y del Presente (junto a Raistlin Majere)

Aparece en: varias novelas de la Dragonlance

Fistandantilus, el Ente Oscuro

Rasgos principales:

  • Viste una Túnica Negra sin ningún elemento decorativo ni runas protectoras. Suele cubrirse el rostro con una capucha.
  • En torno al cuello lleva un collar de plata con una piedra ovalada de color rojo sangre, con la que puede absorber la esencia vital de sus víctimas y prolongar su propia vida.
  • Suele tener el aspecto de un anciano decrépito de larga barba cana, casi una presencia fantasmal llena de malicia con ojos rebosantes de odio e inteligencia.
  • El mago más poderoso y con mayores conocimientos de la historia de Krynn debido a su dilatada existencia.
  • En novelas subsidiarias al hilo principal de la Dragonlance, tiene el aspecto de un hombre maduro, alto y delgado, con barba corta y plateada y un aura de frío a su alrededor capaz de congelar la hierba que pisa.

Historia:

Según cuentan otras novelas de la Dragonlance posteriores a Crónicas y a Leyendas, Fistandantilus fue inicialmente un mago Túnica Roja, pero acabó por convertirse en Túnica Negra al desear vivir más tiempo y ser denegada su petición por el dios Gilean. La petición del hechicero fue atendida por la diosa Takhisis, quien vio su enorme potencial y le otorgó una piedra con la cual podía absorber la vida de otras personas, adquiriendo sus conocimientos, recuerdos y más años de vida. De esta forma, seleccionando como víctimas a las que poseer entre sus alumnos más avanzados, Fistandantilus subsistió durante muchos siglos, acrecentando su poder y sus conocimientos hasta llegar a convertirse en el mago más poderoso que jamás pisó Krynn. Conocido por todos con el sobrenombre del Ente Oscuro, Fistandantilus se convirtió en una figura odiada, pero especialmente temida por todos los habitantes del mundo, incluidos sus propios compañeros Túnica Negra, pues de todos era conocido que el archimago sólo respondía ante sí mismo y se burlaba de las decisiones tomadas por el Cónclave de los magos.

El poder de Fistandantilus creció hasta tal punto que en cierto momento se planteó lo que nunca antes había pensado ningún otro mortal: acceder al Abismo, destronar a Takhisis y convertirse él mismo en un dios. Establecido en Istar y sabiendo que el Cataclismo estaba próximo, Fistandantilus logró convencer a Denubis, un clérigo de Paladine (indispensable para entrar en el Abismo), y junto a él y al gladiador Pheragas viajó al futuro, a 39 años después del Cataclismo, en una época en la que los clérigos habían sido borrados de la faz de la tierra. Por medio de Pheragas, Fistandantilus formó un numeroso ejército al que se unieron los Enanos de las Colinas y los Hombres de las Llanuras, y declaró la guerra a los Enanos habitantes de Thorbardin. El verdadero propósito del archimago era llegar al Portal del Abismo, que se encontraba en la fortaleza de Zhaman, y sólo podría conseguirlo entrando en el territorio de Thorbardin. Comenzó así la Guerra de Dwarfgate, en la que las fuerzas comandadas por Pheragas acumularon victoria tras victoria hasta llegar a las puertas de Thorbardin. Este momento fue aprovechado por Fistandantilus, que abandonó su ejército y, junto a Denubis, entró en Zhaman y se dispuso a abrir el Portal.

Sin embargo, el brillante plan del archimago se vino abajo a consecuencia de un hecho poco conocido y tan trivial que él nunca hubiera podido imaginárselo: un artefacto mágico perteneciente a un Gnomo interfirió en su hechizo y provocó una explosión de tal calibre que los ejércitos fueron aniquilados. La fortaleza de Zhaman se derrumbó y se convirtió en el tenebroso lugar llamado La Calavera, y tanto Denubis como Fistandantilus murieron. Pese a ello, el espíritu de Fistandantilus no murió, sino que logró subsistir y mantenerse a duras penas en una pobre imitación de la vida en otro plano de existencia. Con las escasas energías que le restaban, el que fue el más poderoso archimago de todos los tiempos esperó pacientemente el momento en que apareciese una persona a la que pudiera poseer, permitiéndole así regresar a Krynn.

Sinopsis:

La oportunidad de Fistandantilus llega poco más de 300 años después de su aparente muerte en Zhaman, cuando entra en contacto con el joven Raistlin Majere mientras éste está realizando la Prueba en la Torre de Wayreth. El espíritu del archimago le ofrece la oportunidad de superar la Prueba a cambio de parte de su vida, algo que Raistlin acaba aceptando, al comprender que ésta era su única opción de supervivencia. Tal y como prometió, Fistandantilus ayuda a Raistlin a pasar la Prueba dándole el poder necesario para acabar con el elfo oscuro que perseguía al joven mago, pero como resultado de ello su salud y su forma física se ven irremediablemente perjudicadas, su piel adquiere un tinte dorado y sus ojos se vuelven dorados y con pupilas de reloj de arena, con las que sólo ve cómo la muerte y la putrefacción va haciéndose paso en todo lo que le rodea.

A partir de este momento crucial, que indudablemente decide el destino de Krynn, Fistandantilus comienza a habitar en el subconsciente de Raistlin y le ayuda en momentos puntuales a lo largo de sus aventuras. Durante la Guerra de la Lanza, Raistlin logra gracias a la mediación de Fistandantilus abrir y acceder a los conocimientos de los libros del archimago, utilizar el Orbe de los Dragones por primera vez en el reino de Silvanesti, contribuir a que pudiera tomar la Túnica Negra en el templo de Neraka y unirse a las filas de Takhisis e instalarse en la Torre de Palanthas, al ser reconocido por los espectros como el Amo del Pasado y del Presente profetizado. Estas acciones formaban parte del plan de Fistandantilus de acabar tomando control absoluto del cuerpo de Raistlin, garantizando su regreso al Presente investido de todo su poder. Lo que de ninguna forma se podía esperar el archimago era que Raistlin fuese consciente de todas esto y de que su enorme ambición superase incluso la suya misma.

Fistandantilus y Raistlin

Decidido a acabar con la amenaza de Fistandantilus y lograr lo que el archimago no consiguió, Rastlin viaja al pasado, a la época inmediatamente anterior al Cataclismo y se hace pasar por un aprendiz del legendario hechicero hasta que logra hacerse con su confianza. Cuando Fistandantilus se dispone a matar a Raistlin y absorber su espíritu, éste revela su identidad y lucha contra él. El resultado del combate entre los dos mayores hechiceros de todos los tiempos se salda con la victoria pírrica de Raistlin Majere, que acaba absorbiendo a Fistandantilus con su propia piedra mágica, pero a cambio pierde su identidad como individuo. De esta forma, la experiencia, poderes y conocimientos de Fistandantilus pasan a ser parte de Raistlin, quien además se dispone a seguirle los pasos en su intento de convertirse en un dios, al viajar a la época de la Guerra de Dwarfgate acompañado de la clérigo Crysania y de un líder para sus ejércitos, que no es otro que su hermano gemelo Caramon Majere.

¿Por qué me gusta?:

  • Con tan sólo oír su nombre, sabes que va a ser un personaje importante y deseas conocer más sobre él.
  • Ha sido el mago más poderoso que jamás pisó Krynn, autor de un gran número de libros encuadernados en tapas de azul oscuro con letras plateadas y de gélido contacto.
  • Permanece en estado latente dentro de Raistlin y aparece en los momentos cruciales sin llegar a poder ser identificado con claridad hasta que no se revela toda la historia de la Prueba en la Torre de Wayreth.
  • Su relación con Raistlin Majere, única en todos los sentidos y uno de los grandes atractivos de la Dragonlance. Ambos sacan provecho el uno del otro, tienen la misma ambición y coinciden en sus objetivos, se necesitan para sobrevivir y a la vez, están haciendo todo lo posible para aniquilar al contrario y hacerse con el control absoluto.
  • Haber alcanzado una especie de inmortalidad, al haber sobrevivido durante siglos por medio de un amuleto tan llamativo. En gran medida, Orochimaru es la versión manga de Fistandantilus.
  • No emplea ningún artefacto de protección, ni runas ni cualquier otro objeto mágico, sino que confía plenamente en sus habilidades y en el aura de terror que desprende por donde pasa.
  • La descripción que se hace del Ente Oscuro, en medio de la luminosa y supuestamente inmaculada ciudad de Istar, y su carácter malicioso y taimado, malvado sin ápice alguno de redención.

Fistandantilus es el dios de la magia negra.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: