Skip to content

Grandes series: Saint Seiya

8 junio, 2010

Quizás resulte algo extraño que haya hablado del Lost Canvas hace una semana y ahora presente como si tal cosa a la serie matriz, Saint Seiya, pero las circunstancias del blog me obligaban a ello. Mientras que Saint Seiya es una serie cerrada hace décadas, con 28 tomos publicados, el Lost Canvas está aún en progreso, y si deseo ir comentando semanalmente los capítulos que se van lanzando y lo que está ocurriendo en la historia, debería hablar de esta serie antes incluso de tener tiempo a presentar a la auténtica originadora. La verdad es que podría tirarme horas y horas escribiendo sobre Saint Seiya, una serie que marcó mi infancia y también está marcando mi juventud, ya que ha fue ella la que me tendió los puentes hacia otros manga y anime, y a la cultura japonesa en general. ¡Quién me lo iba a decir cuando yo tenía 4 o 5 años, cuando empecé a verla! Como a muchos otros ha marcado Dragon Ball, o Pokémon y Digimon de forma más reciente, a mí me tocó con Los Caballeros del Zodíaco, nombre por el que se conoce en los países occidentales a Saint Seiya.

Viéndola de nuevo, sonrío al pensar en lo mucho que han progresado los anime, pero también lo bien que ha envejecido esta serie. Aunque cuenta con muchos elementos que pueden llegar a resultar tópicos y estereotipados, hay que pensar que en el momento en que se hizo Saint Seiya, todo era bastante novedoso, y que fue una serie realmente rompedora e innovadora. También hay que reconocer que no era una serie para niños, tiene algunas imágenes violentas, pero por otra parte no creo que mi psicología se haya visto resentida por haber visto esas cosas. De hecho, y esto es mi opinión personal, muchas veces los niños verán más violencia en las noticias que en las series de dibujos animados. ¡Pero no me quiero desviar del tema!

Protagonistas de Saint Seiya

Como se dice en el segmento de inicio de los primeros capítulos de Saint Seiya, “cuando la humanidad está en peligro y las fuerzas del caos amenazan con hacerse con el control, aparecen los Caballeros de Atenea, guardianes del orden y la paz” (no es literal, pero algo así). Aunque en la versión original los Caballeros son llamados Santos, en honor al mítico doblaje original, que tantas y tantas críticas ha recibido a lo largo de los años, sigo usando esta expresión que en aquellos tiempos resultaba más decorosa, por no contener ninguna connotación religiosa. Pues bien, en Saint Seiya se presentan precisamente la lucha de los más fieles Caballeros de la diosa Atenea contra las fuerzas del caos. Estos guerreros visten poderosas armaduras, una por cada una de las 88 constelaciones, y luchan tan sólo con la fuerza de sus puños, ya que tienen prohibido emplear armas (si bien existen algunas excepciones). Aunque todo comienza con un torneo cuyo premio es la Armadura de Oro de Sagitario, todo esto no es más que una excusa para irnos presentando al grupo de personajes principales, liderado por el protagonista absoluto de la serie, Seiya de Pegaso. Junto a él lucharán sus grandes amigos Shiryu de Dragón, Hyoga de Cisne, Shun de Andrómeda e Ikki de Fénix (quien fue el primer gran enemigo de la serie), dispuestos a entregar su propia vida por Atenea, quien se ha encarnado en esta época en la joven Saori Kido.

El manga original de Saint Seiya está fragmentado en tres sagas claramente definidas: las sagas del Santuario, de Poseidón y de Hades. Mientras que en la primera de ellas el enemigo se encuentra dentro de la misma orden de los Caballeros de Atenea, y los cinco protagonistas se ven obligados a luchar con Caballeros de Plata y con los célebres y carismáticos Caballeros de Oro (uno por cada constelación del Zodíaco), en las dos siguientes deben combatir con los más antiguos enemigos de Atenea, los dioses Poseidón y Hades. La adaptación al anime tuvo muchísimos cambios notables respecto al manga, algo que algún día espero poder comentar, e incluso se agregó entre el Santuario y Poseidón una saga totalmente nueva, la saga de Asgard, en la que los cinco caballeros se enfrentan a guerreros nórdicos. Por otra parte, el anime inicial no incluyó la saga de Hades, razón por la cual los seguidores de la serie la dimos por terminada hasta que, 15 años después, resurgió con toda su fuerza el “boom” de Saint Seiya, con una gran campaña de marketing de Bandai incluida y la realización de la saga de Hades en cinco series de OVAs. Y la cosa no quedó ahí: se realizó una quinta película de Saint Seiya, que parecía dar apertura a una nueva saga (del Cielo), aparecieron dos spin off a modo de precuela, el Saint Seiya: Episodio G y el Saint Seiya: The Lost Canvas, e incluso se presentó una obra un poco extraña, el Saint Seiya: Next Dimension, en la que el autor original de la serie, Masami Kurumada trata de seguir de una forma que ha sido bastante cuestionada por los fans la historia original.

Leyendo el manga de Saint Seiya se pueden apreciar unos fallos garrafales en el dibujo y una calidad que no tiene nada que ver con las series actuales, spin off incluidos (de hecho, el arte del Lost Canvas y del Episodio G son muy buenos y particulares). Viendo el anime, se aprecian inconsistencias en el guión, una linealidad terrible en los sucesos y momentos demasiado estáticos que rompen el clímax. Entonces, ¿dónde está el atractivo de Saint Seiya? No sabría responderlo, pero sin ningún rubor confieso que adoro esta serie y que, por muchos Bleach o FMA que puedan surgir con el tiempo, los viejos Caballeros del Zodíaco siempre ocuparán un lugar preferente. Es cierto que todas las sagas de la serie siguen siempre el mismo y desesperante patrón y que al final acaban pasando las mismas cosas, pero ¿qué queréis que os diga? Saint Seiya fue una pionera, el primer gran shonen que se difundió internacionalmente y cuya influencia sigue estando patente, pues ha inspirado el trabajo de muchos de los autores de manga actuales, como el propio Tite Kubo, de Bleach, ha reconocido sin pudor. Así que, ¡larga vida a Saint Seiya y a sus precuelas!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: